Páginas

Busca

Gadjets para blogger

pintura del día

domingo, 15 de enero de 2012

MUJERES DE MADRID: REUNION EN EL BAR

Irene es la primera en llegar. Busca un sitio cómodo, tranquilo y discreto, para conversar con sus amigas de lo que en estos días atrás les ha sucedido.


Intranquila camina por el lugar, ensimismada en las losetas del suelo. Nunca se había fijado en ellas, de un color rojizo, que hace juego con las paredes de ladrillo.


Piensa mientras camina en su situación y en la de sus queridas amigas. Cada una con lo suyo, las tres con situaciones de los mas escalofriantes y diversas.


Encuentra el sitio, se diría el de sus sueños, un rincón apacible en el que casi no se oye la música, que aunque no muy alta les impediría escucharse bien.
Sentada frente a la cristalera, Irene ve aparecer por fuera a Rocío, se estremece por su apariencia, ha cambiado tanto que casi no se la reconoce.
El pañuelo que esta vez se a puesto en la cabeza impide ver sus calvas por la quimio, de los mismos colores que el chaquetón verde Caqui que lleva. 
Sus ojos tristes mirando al vacío que su cara trasmite,  empuja el coche de su bebe al que adora, protege y cuida hasta la obsesión.


Ha pasado lo peor que una mujer podría superar, la muerte de un hijo, su otro bebé. Sin contar con la enfermedad que apareció de repente, cambiando todo su ser y su calidad de vida.


- Como estás??
- Mejor. Hasta el mes que viene no vuelvo a darme otra sesión.
- Tu que tal??
- No tan bien como tu. - Dice Irene con guasa.
Las dos se ríen.


En esos momentos aparece Sara.
- Chicas. - Qué hacéis??
- Aquí riéndonos de nosotras mismas. - Salta Rocío.
- Yo me quiero reír también un poco. - Contadme.
- No, no!! - Primero tu, creo que eres la única que tienes algo bueno que decir.
- Si. Pero no estoy segura de nada ahora mismo. Nada puede ser tan bonito y durar mucho.
- Que tonterías dices. Disfruta el momento Sara. - Le recriminó Irene.
Sara les contó a sus dos amigas que estaba tan enamorada que no se lo creía, la librería le iba de lujo, lo que no puede soportar es traicionar a Jaime. Lo que ha decidido es hablar con él para que abandone su casa y se lleve con él los recuerdos de las vivencia que han compartido juntos. Pero se le hace cuesta arriba lo pospone para no hacerle daño, pero en le fondo sabe que el dolor de cuando llegue el momento nadie podrá evitarlo y menos ella.