Páginas

Busca

Gadjets para blogger

pintura del día

miércoles, 13 de junio de 2012

Mientras Rocío recoge su mesa llaman a la puerta.
- Han dejado esto para ti.
Rosa le alarga un sobre marrón con su nombre.
- Gracias Rosa. Puedes marcharte, ya cierro yo.


Rosa se marcha y cierra la puerta al salir.
Rocío se sienta en la silla, curiosa de que puede ser el sobre en el que solo pone su nombre, lo abre despacio, en su interior una cantidad exagerada de papeles, hacen que Rocío se ponga nerviosa.


Menos mal que se ha sentado, piensa, según lee se va sintiendo peor.
Sus ojos empiezan a humedecerse y la tristeza invade su ser.


Deja los papeles del divorcio encima de la mesa y se pone a pensar en como la vida te puede cambiar de la noche a la mañana.
En como los fracasos acusan mas dolor que alegrías los logros.
Piensa en sus años con Juan y en su enfermedad el cáncer la hizo ver la vida de otra manera, valorar lo que tiene alrededor y a no echar de menos lo que no tiene.


En el fondo le odia por no quererla por haberla dejado a ella y a su bebé, por haber desaparecido de repente sin explicación alguna.


Ahora Rocío llora, necesita secarse las lágrimas, ya no ve, el desconsuelo se apodera de ella.
En ese momento se sobresalta, alguien llama a la puerta y esta se abre de golpe.


Rocío le mira y él a ella.
- Lo siento, pensé que no había nadie. He olvidado mi cartera.
Rocío le sonríe, con los ojos rojos por el llanto.
El se acerca al verla así.
- Que pasa Rocío?? Porqué lloras??
- No es nada cosas de la vida. - Dice triste.


No puede parar de mirarla, sin poder apartarse de ella, es tan dulce, tan vulnerable, tan deliciosa.
Rocío le mira a los ojos, percibe la excitación y desea besarle, él le aparta las lágrimas, pone su mano en la mejilla y despacio se acerca a sus labios que besa con dulzura, cumpliendo así el deseo de ella.


Rocío se aparta de repente.
_ Que estoy haciendo!! -Dice escandalizada.
_ Es lo que deseas. No es cierto?? Mejor dicho lo deseamos los dos.


Rocío cierra los ojos se aparta de la mesa que se interpone entre ella y él y le besa con todas sus ganas.
Desabrochando a la vez los botones de la camisa y dejando al descubierto el pecho que tantas veces a visto cuando posaba. Y que tantas veces ha deseado tocar.


Se evade de todos sus pensamientos disfrutando de cada poro del cuerpo de él y del momento que el destino la ha brindado.
El se desnuda y ella le observa, jamás vio hombre tan hermoso.
Los dos desnudos encima de la mesa donde pocos minutos antes, ella abría el sobre que cambiará su vida para siempre.