Páginas

Busca

Gadjets para blogger

pintura del día

viernes, 30 de marzo de 2012

ROCIO: MUJERES DE MADRID

Rocío, se toma un café, tranquilamente, sentada en la barra del bar.
Con su lápiz en la mano, dibuja unos bocetos, siempre los mismos. Como de adolescente, te enamoras y escribes siempre el mismo nombre, por todas partes, acompañando un suspiro. Ella igual, siempre le dibuja a él.


Se recrimina ser tan tonta, con lo que pasó con Juan, todavía le quedan ganas de sentir, pero no se puede permitir el lujo de enamorarse.
Lo del amor es lo que tiene, es así, viene de repente, te atrapa, te envuelve con su tela y vivo deja que te consumas hasta que tiene hambre. Luego te come y ya si que no te escapas.
Es tan perfecto... Mira sus dibujos, piensa en Juan. 
De la noche a la mañana desapareció, y la hizo tanto daño que recordarlo la duele.
No le conoce, nunca pensó que en los peores momentos él saliera corriendo.


Rocío se da cuenta que no le dio lo que él necesitaba, se siente mal por ello. Si que se querían pero él se formó en su interior un muro de hormigón imposible traspasar para saber lo que se cuece dentro.


Se termina el café, dispuesta a no pensar mas y actuar, se levanta del taburete que le ha dejado el culo dormido y se da de bruces con alguien.


- Perdón.
Rocío le mira y se queda blanca como la leche, poco a poco sus mejillas cogen el color del principio, se recompone y le sonríe.
- No es nada, mas bien es un placer que te hallas chocado conmigo. Hueles tan bien!! Ya te vas??
- Sí, tengo que trabajar.
- Te tomas otro café conmigo.
- No, tengo prisa. Lo tengo que preparar todo, dentro de media hora comienza la clase.
- Ya, tomate un café conmigo y te acompaño.
- Tengo que llegar antes que tú. Lo sabes??
- Sí. Será un momento. Luego subes tu primero, yo detrás. Así llegarás antes.


Los dos ríen, Rocío se da de tortas para sí, pensaba actuar y ahora que le tiene de frente se pone nerviosa y tiembla como un flan. Idiota!! Se dice. Quédate!!


- Está bien.
Al chico le cambia la cara, Rocío se da cuenta y también que le gusta cada vez más.
- A parte de posar. A que te dedicas??
- Soy Técnico informático.
- Ah!! La tecnología y yo no hacemos buenas migas. Soy negada para esas cosas.
- Sin embargo a mi me resulta tan fácil como respirar.
Ambos se metieron tanto en la conversación, escuchándose el uno al otro que pasó media hora y todavía seguían sentados mirándose y hablando embelesados y con cara de tontos.
Cuando Rocío se levanta sobresaltada de su dura silla, ya son menos cuarto, han pasado, tres cuartos de hora.


- Mis alumnos. - Grita.
- Yo pago. Adelantaté.
- No tardes, sin ti no hay clase.
- Descuida. No faltaré por nada del mundo.


Rocío se relaja al verle sonreír y como en una nube sale corriendo, sorteando al personal.
Sigue con cara de tonta y los ojos chisporrotean de felicidad, deseosa de que entre por la puerta de la clase y segundos después se quite el albornoz.

No hay comentarios: